Navalmoral de la Sierra - historia - Navalmoral de la Sierra

Vaya al Contenido

Menu Principal:

ORÍGENES
El documento más antiguo donde aparece mencionado, Navalmoral de la Sierra está datado en 1250, se trata de un documento perteneciente a la Asociación de la Universidad y Tierra de Ávila, a la cual Navalmoral de la Sierra pertenecía. En este documento aparece como un “conçejo e omes buenos”, con lo cual debemos de suponer que la creación del municipio es más antigua.

El nombre de Navalmoral de la Sierra aparece en la documentación antigua como Navaelmoral, y por las referencias que se dan, se encontraría situada en la misma zona donde se halla actualmente. Existe una ermita a las afueras del casco urbano llamada de Aldeavieja, pero no existe otra referencia que constate la existencia de un asentamiento alrededor de esta ermita.


Navalmoral no perteneció a ningún señorío, aunque dentro de su término había numerosas propiedades de la familia Dávila, como la Dehesa de Navalsauz propiedades que fueron incorporadas al Marquesado de las Navas en 1468, es importante destacar que Navalmoral de la Sierra tenía como anejos las poblaciones de San Juan del Molinillo, Navandrinal y Villarejo, llamadas popularmente “Las Aldeas de Navalmoral”; También aparecen mencionadas en la documentación otros dos anejos: Espinarejo y Navalascuevas que se encuentran desaparecidas; de este modo podríamos afirmar que Navalmoral de la Sierra constituía una Villa, pues rebasa la forma de aldea al estar constituida por varios anejos o colaciones.


Referencias Medievales  
La documentación medieval sobre Navalmoral, se refiere principalmente a litigios con los concejos aledaños sobre límites y propiedades. La información más importante sobre su municipio aparece en el “Catastro” realizado en 1751.

En dicho Catastro, sigue apareciendo como municipio con los concejos anteriormente mencionados, como los de El Espinarejo y Navalascuevas. En él se afirma que tenía dos alcaldes: uno para Navaelmoral y otro para las aldeas. Además se menciona la existencia de una prisión de paso para hacer noche antes de pasar el Puerto en dirección a Ávila.
En el término de Navalmoral, aparecen mencionadas varias Ventas a lo largo del camino que comunica Burgohondo con Navalmoral de la Sierra y después con Ávila, lo que indicaría un importante tránsito de mercancías y hombres, del Valle a Ávila, por el Puerto de Navalmoral.
En la documentación destacan de Navalmoral sus molinos, que aprovechaban la fuerza de sus numerosos arroyos, la miel, que todavía en la actualidad, por parte de uno de los productores del pueblo, ha logrado importantes premios a nivel nacional, y los pastos, que mas tardes fueron calificados por Madoz, en su diccionario geográfico y estadístico de España, como los mejores del país.



Momentos Históricos  
El más importante fue la Invasión Napoleónica, que provocó un saqueo y la conversión de la Iglesia del Pueblo en cuadra, destruyendo parte de ella, así como la Ermita de Aldea Vieja. Esta destrucción ha dado pie a alguna leyenda, y todavía es mencionada en la actualidad.



Antiguas Costumbres  
Relacionado con la religión, también se encuentra otra costumbre, hoy desaparecida y que consistía en ir a la Iglesia y poner velas y rezar por los difuntos, pero en las losas de la Iglesia que le correspondía a cada familia. El suelo de la Iglesia está formado por grandes losas de piedra que se encuentran agrupadas de tres en tres. La baldosa central posee un orificio, que se supone que servía para poder levantarla. Cada familia conocía la que le correspondía. Sin duda refleja la antigua costumbre de enterrar dentro de la Iglesia a los habitantes del lugar, pero lo curioso es que se hubiera mantenido. Además, todas las tumbas son exactamente iguales.
Por último, destacar que existe una fuente en la parte norte de la Iglesia, a unos 50m de la misma, llamada "El Lejio", "aunque su nombre real es El Ejido" de donde durante muchos años se llenaban las pilas de Agua Bendita en la Iglesia, sobre todo el Sábado de Gloria. El cura la bendecía y se guardaban en pequeños recipientes y botellas, considerando que tenías propiedades medicinales.



 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal